divendres, 7 de novembre de 2014

Turismo Formador... Vámonos a la otra punta de España =)

Al año siguiente, conseguí entrar al Máster de Dificultades de aprendizaje y procesos cognitivos. Fue una gran alegría y una gran experiencia, a nivel personal y profesional. Viví ese año en Ourense, pudiendo conocer una nueva cultura, porque no se parece en nada, la cultura celta gallega a la mediterránea del Levante.

En ese añó, no sólo aprendí sobre neuronas espejo, procesos mentales, lateralidad cruzada, movimientos sacádicos oculares, dislexia, dislalia, discalculia y demás DIS y todos los entresijos para facilitar a niños con dificultades a superarlas y a otros, a prevenirlas.... sino que aprendí una nueva forma de vida, de pensamiento, de gastronomía. Descubrí una ciudad preciosa y una gente muy llana y hospitalaria.

En ese año, también estuve colaborando con Cruz Roja Ourense, en programas muy interesantes como la escuela de padres a nivel provincial. Planteábamos y llevávamos a cabo unas charlas sobre todos aquellos temas que interesaban a familias de acogida, familias monoparentales y cualquier tipo  de familia. Fue muy gratificante, porque nos contaban sus experiencias; se les veía muy contentos y emocionados con las ponencias y actividades que siempre planteábamos para amenizar.

Otro programa que llevamos a cabo y fue muy enriquecedor, fueron los talleres ocupacionales en el Centro Penitenciario de Pereiro de Aguiar. En un principio, tanto familia como amigos se asustaron por si esto pudiera conllevar algún peligro para mi persona, pero poco a poco, fue para todos, una gran aventura guiada por el técnico y psicólogo Pablo Villarino, que gestionaba todas las situaciones con los internos y nos daba consejos para sobrellevarlas, fueran provocativas y no.
Fueron unas semanas donde entré en un mundo sin libertad, un mundo algo viejo y agobiante, lleno de rejas, vigilantes y permisos. Gente andado horas y horas de un lado al otro del pasillo, de disfrutar de "recreos" en 4m2 en soledad (¡¡Chocante!!). Me gustó la experiencia y me dio pena no poder continuar con la actividad, pero era muy agobiante llevar máster y voluntariado a ese nivel.

El Master oficial, fue impartido por la Universidad de Vigo (Campus de Ourense), era su segundo año que se hacía, estaba un poco mal organizado, improvisaban demasiado y nos llevaban algo mareados. Lo que si que tuvo bueno, fue que contó con profesionales muy buenos con gran experiencia y conocimientos a nivel nacional e internacional (Galicia, Madrid, La laguna, Oviedo, Portugal, EEUU...) que se ofrecieron a responder dudas y cualquier caso que tuvieramos entre manos en ese momento o en cualquier otro. Nos gustó a todos y a menudo nos dejaban con la boca abierta con los trucos, consejos y actividades que nos daban de cara a los peques. Yo lo recomiendo, bueno, lo recomendaba cuando había becas que te facilitaban el soportar los gastos que conllevan vivir un año fuera de casa. Fui afortunada.

El año acabó con nuevos amigos, muy especiales, con un cariño inmenso a la ciudad y unos conocimientos muy interesantes aunque a nivel práctico, si no tienes una plaza definitiva, no te sirve de mucho, salvo para darte un puntito (que es lo mismo que daría el valenciano o un/dos cursillos de más de 100h)

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada