dimarts, 4 de novembre de 2014

Mi primera aventura... Dulce y breve

Nada más acabar... en noviembre, comencé a cuidar a una mellizas de 5 meses.

Fueron prematuras en su día y presentaban ciertos problemas (inmadurez del sistema respiratorio, digestivo, cierto retraso motriz, etc), por lo que era un poquito más intenso que estar con un bebé a término de esa misma edad.

La jornada era completa, yo llevaba todas las rutinas de estas pequeñas que eran un cielo. Muy dulces y listas. Fuer enternecedor y enriquecedor.

Además, me pude alimentar de costumbres y curiosidades de otras culturas y épocas porque no eran Alicantinos, La familia materna era madrileña, y la paterna, francesa. De forma que, veía distintas formas de explicarse, actuar, educar, etc.
Por otra parte, estaba la mitad del tiempo con los abuelos maternos y/o paternos de las niñas y me contaban cosas de su juventud y de la historia de Francia, Argelia, España...

El tiempo que estuve allí fue muy poquito, pero sirvió para encariñarme con todos y aprender mucho.
La peor parte era que tenía que despertar a las 6 de la mañana, coger 2 autobuses y estar toda una jornada completa con las peques, coger un urbano y un tren y a las 6 de la tarde cuando llegaba.... ya no era persona. Esa fue la parte mala de todo, pero me gustó =)

Ahora ya tienen 4 años y medio y son dos chicas muy guapas y grandes.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada