diumenge, 28 de desembre de 2014

Descubriendo nuevos mundos de acción...

Dicen que quedarse quieto, oxida... Ya se sabe "o te mueves, o caducas". Eso es así para todos, pero yo creo que en medicina y educación, es doblemente importante.

Cuando yo acepté el caso de la pequeña pulguita R (guardo su nombre por respeto a su privacidad), lo enfoqué desde mi capacidad de poder llevarlo con lo que sabía hasta ese momento. Supusé que seguiría documentándome para hacer mejor mi labor, pero NUNCA imaginé que llegaría a aprender tanto de todo.

Toda esta fructibidad laboral vino provocada, por... básicamente la inquietud de su mamá. La mamá de R es una mamá enérgica y positiva, que no se cansa jamás de luchar y buscar cosas que puedan ayudar a su retoño. (he conocido/trabajado con cientos de mamás pero nunca había conocido a una mamá coraje y con ella, he tenido ese placer).

R tenía una alteración a nivel motor, pero parecía ser tan general que llegaba a afectar el habla e incluso los esfínteres. Anduvo desde muy pequeño entre especialistas para poder descartar, pero no tuvo demasiada suerte, ya que se encontró con gente que hacía su trabajo por la nómina, no por vocación y es lo que yo digo.... "Manolete, si no sabes torear, ¿pa que te metes?"
Haciendo un resumen:
-Una Guardería donde lo arrinconaron porque era un niño muy inquieto e impulsivo.
-Un centro de atención temprana donde le fomentaron el lenguaje por signos en vez de el oral ("porque siempre se había hecho así") además de darle tareas o items que ya tenía conseguidos.
-Cambio de colegio (ed. inf. 3-6 años) porque el niño no encajaba, lo trasladarían a otro centro con educadora.
-Tutora compasiva, R era tratado como el pobrecito, el diferente y por ello se dio otra vez, una diferenciación, una segregación, donde el niño le fue difícil integrarse.

Todo esto, cambió cuando cambió de especialistas y probó con otras terapías:
-Descubrí lo que era un psicomotricista (profesional francés que en España no existe como tal)
-Descubrí otros métodos de enseñar, de llegar a los niños, de resolver los conflictos....
-Descubrí nuevas pedagogías, como la Waldorf y sus beneficios para niños con dificultades motoras.
-Asistimos juntas (Mamá R y yo) a charlas y conferencias sobre educación.

Fue un 2013 muy productivo donde aprendimos mucho y mejoré como docente.

*En dos post, más profundizaré más sobre la pedagogía waldorf y os dejaré vídeos ejemplo.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada