diumenge, 15 de novembre de 2015

10 alternativas al elogio (Pedagogía Montesori)

  1. “Mmmm!”: Cuando no sabemos qué decir, es mejor esto que un elogio. Mostramos interés por lo que el niño nos está enseñando y esperamos a ver si nos cuenta más.
  2. “Vaya! Qué has hecho? Cuéntame!”: El niño ve que nos interesamos y seguro que está encantado de darnos más detalles.
  3. “Te has esforzado mucho para hacer esto, verdad? Estás orgulloso?”: En vez de centrarnos en el resultado nos centramos en el esfuerzo y fomentamos la motivación interna del niño.
  4. “Se te ve muy feliz! Estás contento de haber conseguido hacer esto?”: Nuevamente nos centramos en su sensación de logro y en su auto-motivación.
  5. “Veo que has…”: Simplemente describimos lo que ha hecho, estamos reconociendo su trabajo pero de una manera neutral.
  6. “Lo has conseguido!”: Cuando somos conscientes del gran esfuerzo que le ha costado conseguir algo, es una buena ocasión para reaccionar más efusivamente.
  7. “Fíjate! Antes no podías hacer esto y ahora sí!”: Nos centramos en el hecho de que el niño está creciendo y aprendiendo.
  8. “Gracias! Me gusta que hayas hecho esto para mí!”: Cuando el niño ha hecho algo para regalárnoslo por supuesto hay que agradecérselo.
  9. “Esto no lo habías hecho nunca! Cómo has aprendido?”: En este caso le damos valor al proceso de aprendizaje.
  10. “Me gusta lo que has hecho, podrías enseñarme a hacerlo?”: Con esta reacción le estamos enviando al niño el mensaje de que su trabajo nos gusta tanto que nos gustaría aprender a hacerlo, y que él tiene la capacidad de enseñarnos.
Cambiar los habituales elogios por este tipo de frases requiere práctica, pero merece la pena!

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada